Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de uso de cookies

Ok Más Información

Seguridad y salud. Liderazgo y compromiso de la línea de mando

27 de febrero de 2017 0 Comentarios

En el ámbito de la Seguridad y Salud, términos como cultura preventiva, integración de la prevención, implicación de la línea, así como cualquier otra denominación que implique a la Dirección y al compromiso de las organizaciones, constituyen términos que para los que nos encontramos en este sector, se encuentran excesivamente manidos y/o desgastados. Digo desgastados, no por que se den por asumidos en las organizaciones, sino porque son mensajes que se vienen dando desde los inicios de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y sin embargo, su evidencia sigue constituyendo, en muchos casos, uno de los principales caballos de batalla de las organizaciones.

En este sentido, las auditorías de los sistemas de prevención de riesgos laborales, constituyen una muy buena herramienta para valorar esta integración ya que entre los objetivos de la misma (definidos en el art. 30 del R.D. 39/1997), se encuentra expresamente el valorar la integración de la prevención en el sistema general de gestión de la empresa y la eficacia del sistema.

Si bien es cierto que no es un aspecto sencillo de valorar, durante las auditorías de Seguridad y Salud, los auditores nos encontramos con indicadores que desde la misma reunión de inicio de la auditoría, nos aportan indicios sobre la sensibilidad que tienen las organizaciones en relación a los aspectos de Seguridad y Salud de sus trabajadores.

Y es que, además de las principales evidencias documentales que se analizan durante los procesos de auditoría, como puede ser la existencia de un Plan de Prevención de Riesgos Laborales y su implantación, y/o la definición de funciones y responsabilidades de toda la línea jerárquica en el ámbito de la seguridad y salud, existen otros aspectos más subjetivos que también permiten valorar el grado de compromiso de las organizaciones con la prevención de riesgos laborales.

Entre dichos aspectos, podemos mencionar algunos que nos encontramos habitualmente en las empresas que auditamos con sistemas de prevención más avanzados, y que sin duda, reflejan la implicación y el interés por los aspectos de Seguridad y Salud. Entre éstos, podemos destacar los siguientes:

  • Información en Seguridad y Salud, “360 Grados”

Aunque pueda parecer un aspecto más de “forma”, la realidad es que en ocasiones basta con entrar y darse una vuelta por los centros de trabajo de la organización, para que uno se lleve una primera impresión del grado de cultura de seguridad de la empresa. Y es que, en estos casos, mires a donde mires, la información publicada en los centros de la empresa, bien en paneles informativos, carteles, pantallas informativas, etc., está muy relacionada con campañas de sensibilización de prevención de riesgos laborales y/o con el cuidado de la salud de sus trabajadores, lanzando continuamente mensajes sobre la manera de prevenir determinados riesgos y/o cómo protegerlos o bien, recomendándote seguir determinadas campañas de salud.

Puede parecer que este aspecto no garantiza nada, pero qué duda cabe que denota un interés por parte de la organización en los temas de Seguridad y Salud, adicional al mero cumplimiento legal.

 

  • Participación de la Dirección y línea de mando en el proceso de auditoría

En un proceso de auditoría del sistema de prevención, es difícil dar una opinión favorable sobre el nivel de integración de la organización cuando los únicos interlocutores del auditor son los miembros del Servicio de Prevención de la organización. Si bien es cierto que tampoco se trata de “aparecer en la foto”, la realidad es que suele coincidir que las empresas con mejores resultados en Seguridad y Salud y/o con sistemas de gestión más avanzados, implican, de una u otra manera, a toda su línea jerárquica en el proceso de auditoría, y en todo caso, al menos en la presentación y cierre de la auditoría, en donde se planifica y presentan las conclusiones de la auditoría.

 

  • Conocimiento de la Dirección de los principales Indicadores de Seguridad y Salud

Y si seguimos profundizando en la implicación de la Dirección, que mejor manera que preguntando a ésta directamente sobre la situación de sus principales Indicadores en materia de Seguridad y Salud.

  • ¿Conoce la Dirección el nº de accidentes que ha tenido en el último ejercicio?,

  • ¿Es consciente del estado de sus objetivos de Seguridad y Salud? ¿los conoce?

  • ¿Conocen las herramientas de las que dispone su organización para controlar los principales riesgos? ¿se están utilizando?,

  • etc.

Si bien es cierto que las cuestiones anteriores habría que adaptarlas a la tipología de empresa, tamaño, nivel de riesgo, etc., la experiencia nos dice que cuando las respuestas a estas preguntas únicamente nos las da el Departamento de Prevención de Riesgos Laborales, suele coincidir en la mayoría de los casos, con una evidente falta de implicación de la Dirección en todo lo relacionado con la gestión de la Seguridad y Salud de su organización.

 

En definitiva, y como decía la famosa frase, “la mujer del César no sólo tiene que ser hornada, sino parecerlo”, en la gestión de la Prevención de Riesgos Laborales podría aplicarse un símil parecido; ya no vale con dar cumplimiento formal a los requisitos legales, sino que hay que dar un paso más y demostrar una implicación real por parte de las organizaciones en relación con los aspectos de Seguridad y Salud.

Coincide además, curiosamente, con la realidad que nos encontramos desde AUDELCO en donde las empresas con una mayor implicación de toda la línea jerárquica en los aspectos relacionados con la Seguridad y Salud, presentan unos mejores resultados en sus índices de accidentalidad.

Jorge Cuadrillero González

Auditor jefe. AUDELCO, S.A.

Deja un comentario

Send this to a friend