Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de uso de cookies

Ok Más Información

Gestión de la conciliación en las empresas

Gestión de la conciliación en las empresas - Audelco
02 de febrero de 2017 0 Comentarios

Cuando oímos hablar de conciliación en el entorno laboral, lo asociamos a las personas que tienen hijos y nos olvidamos que abarca a todos los trabajadores, tengan o no hijos. Y os preguntaréis, ¿para qué necesita una persona que no tiene hijos conciliar?, ¿las empresas se han parado a pensar o tienen interés en saber cómo están estas personas, sus necesidades….?. La respuesta, casi siempre, es NO. En algunas ocasiones porque no han sentido la inquietud de saberlo y en otras porque no les interesa saberlo ya que no van a adoptar ningún tipo de medida.

Con esta reflexión un tanto light y bastante superficial sobre la situación actual de la conciliación en el entorno laboral, podemos iniciar una breve exposición de esta corriente que en los últimos 10 años ha empezado a alcanzar a las empresas.

En cuanto a las corrientes o modas, unas se siguen porque se está convencido del objetivo que persiguen, se entienden, se materializan y se mantienen, y otras se siguen arrastrados por “si los demás lo hacen, yo también”, sin ningún objetivo concreto ni implicación real de la Dirección de la organización.

La conciliación a nivel laboral es un término que va más allá de satisfacer las necesidades que tienen los trabajadores con hijos para poder atender y educar a sus hijos y poder trabajar para vivir; abarca también al resto de trabajadores que su realidad no incluye hijos, pero que tienen unas necesidades y expectativas en su vida personal que en algunas ocasiones no se ven materializadas por las circunstancias en las que se desarrolla su trabajo (horario de trabajo, ubicación del centro de trabajo, implicación de viajes con motivo de su actividad laboral, etc.).

Cuando un trabajador demanda alguna medida de conciliación no está pidiendo trabajar menos, menos trabajo, menos horas, etc. Está solicitando unas condiciones de trabajo que le permitan desarrollarse personalmente fuera del ámbito laboral, atender a personas dependientes, realizar actividades deportivas o hobbies, participar en acciones de voluntariado, … y que para esa persona suponen un mayor bienestar físico y/o psíquico, ahora que también está en boca de todos el tema de los factores psicosociales en el trabajo.

El que los trabajadores de una empresa se sientan bien fuera del entorno de trabajo va a suponer a las empresas disponer de una plantilla más equilibrada emocionalmente, más feliz, más implicada con los objetivos de la empresa, más estable (disminución de la rotación), mejor desarrollo del trabajo, menor absentismo, etc.

En este sentido, AUDELCO audita desde hace años el Modelo de gestión de la vida personal, familiar y laboral (modelo efr) desarrollado por la Fundación Másfamilia, que asegura a las empresas el cumplimiento legal al respecto, la realización de un diagnóstico de situación en materia efr que les permita identificar medidas que satisfagan las necesidades y expectativas de sus trabajadores, formalizar y divulgar las medidas efr, hacer un seguimiento de su uso y satisfacción, y establecer e implantar un sistema de gestión que asegure la mejora continua.

Deja un comentario

Send this to a friend